Código de Ética de la Asociación Internacional de Coaches y Terapeutas

Acerca de la Asociación Internacional de Coaches y Terapeutas (AICT)

La AICT se enfoca en el apoyo y orientación de personas, promoviendo la práctica de terapias energéticas, alternativas y naturales como guías de vida para cada individuo, complementadas con actividades de hipnosis y procesos de coaching correctamente aplicados y dentro del marco de la legalidad vigente.

La Asociación Internacional de Coaches y Terapeutas (AICT), en virtud de lo anteriormente expuesto, se complace en presentar y realizar talleres, jornadas, cursos de formación y prácticas entre miembros de la asociación y colaboradores, como también la certificación de estas actividades de formación en la que participen coaches y terapeutas.

Además, promueve la promoción desde su web, de los perfiles de terapeutas disponibles dentro del ámbito nacional e internacional. Todo esto con la intención de hacer cumplir sus principales objetivos, en función del apoyo y la orientación a aquellas personas que necesiten visualizar sus propósitos de una manera diferente para alcanzarlos.

Definición – Introducción Código de Ética (CE)

Objetivo Principal

En este Código de Ética (CE) se busca agrupar un conjunto de normas, de eminente carácter ético, que regulen, orienten y determinen el correcto comportamiento que debe desempeñar, en todo momento, el Coach como profesional. Así como velar por el buen ejercicio de la profesión, el cumplimiento de sus responsabilidades diarias y la ejecución de las actividades laborales, teniendo en cuenta establecer relaciones sólidas, productivas y enriquecedoras entorno al beneficio del cliente (Coachee).

¿A quiénes va dirigido el CE?

En principio y de manera explícita, va dirigido a Coaches profesionales, certificados por la Asociación Internacional de Coaches y Terapeutas (AICT), quienes concuerdan y aceptan las normas expuestas en este Código de Ética y además, se comprometen en su fiel cumplimiento y en defensa u orientación de estas, en cualquier circunstancia relacionada con otros profesionales, que a su vez, desconozcan la existencia de alguna de las reglas descritas en este CE.

Penalidad general

Contemplando una falta demostrada de alguna de las normas del Código de Ética de la AICT, por parte de los profesionales (Coaches), conllevará a la anulación de la Certificación del Coach, previo análisis y acuerdo con el Consejo Rector de la Asociación Internacional de Coaches y Terapeutas, ente responsable de la regulación y aplicación de este CE.

Contemplaciones generales de la actualización informativa

Los profesionales Coaches, certificados por la AICT, deberán suministrar sus datos personales tales como: nombres y apellidos, correo electrónico, número telefónico de contacto y el lugar donde residan. Dicha información será publicada en nuestra página web, así como la actualización regular de los detalles que contenga el site.

El CE deberá actualizarse regularmente con el objetivo de su optimización en el resguardo de los clientes (Coachee) y la relación con los profesionales Coaches, por lo que se podrá agregar aquellas situaciones que no se hayan contemplado al momento de su creación.

Contexto Principal – El Coaching

Filosofía Coaching

Partiendo bajo el principio ético de la profesión como Coach, la filosofía del coaching centra sus bases especialmente en el cliente o Coachee, considerado como un ser único, capaz de entender y reconocer su desenvolvimiento en los diferentes ámbitos de la vida, tanto en lo laboral, social, familiar como en lo personal, por lo que debe ser él quien aporte respuestas específicas a aquellas interrogantes, permitiéndole alcanzar el estado que él desea.

Por lo que el Coach deberá comprometerse en lograr que el cliente (Coachee) consiga:

  • Descubrir, visualizar y priorizar cuáles son los caminos que debe seleccionar en función de alcanzar sus objetivos.

  • Aportar soluciones y sugerir estrategias: Convirtiéndose en el actor principal de su propia obra y por ende, el autor responsable de estas y sus consecuencias.

  • Incrementar su satisfacción personal y confianza a la hora de tomar sus propias decisiones, trascendiendo aquellos esquemas que haya presentado al inicio del proceso.

¿Qué es el Coaching?

El Coaching busca un solo objetivo: profundizar en nuestro conocimiento; a través de una conexión especial que se da entre el Coach y su cliente, a partir de allí el Coachee encontrará el rumbo y la dirección correcta que deberá tomar en beneficio de mejorar su calidad de vida, o ultrapasar aquellos obstáculos que no le permiten continuar y crecer.

Además, es un proceso de aprendizaje dinámico, lo que permite que el cliente pueda progresar rápidamente, y puede aplicarse en diversos ámbitos de la vida como en lo personal, familiar, laboral, profesional, salud hasta en lo social.

Declaración de compromisos, responsabilidades y obligaciones del Coach

Teniendo en cuenta la filosofía del Coaching, mencionada anteriormente, el compromiso y la responsabilidad del Coach por mantener el seguimiento y la orientación del Coachee durante el proceso, es importante la aceptación absoluta de las siguientes postulaciones con relación al ejercicio de la profesión de Coaches, en vigor de la Ética Profesional y su debida actuación:

Declaración de Principios del Coach con relación a la profesión

  • Exponer las competencias propias del Coaching, sus limitaciones y los ámbitos de su aplicación, dejando en evidencia su alcance y gestión durante el proceso, evitando llegar a crear falsa expectativas en el Coachee, previo al Proceso de Coaching.

  • Crear lazos sólidos con los clientes en virtud de fomentar un ambiente de confianza, dando paso a la credibilidad a través de la exposición de los avances o progresos que experimente, así como la confidencialidad con relación a la información que el Coachee comparta durante el proceso.

  • Resguardar y utilizar la información de datos personales de los clientes cuando sea necesario dentro del contexto del Proceso de Coaching, y bajo la autorización del ente regulador del Consejo Rector de la AICT.

  • Comprometido con la profesión, el Coach debe mantener los conocimientos a la vanguardia de los avances relacionados, así como posibles actualizaciones que deba realizar en la optimización como profesionales de Coaching.

  • Coordinar y dar el debido tratamiento a cualquier situación personal que pueda interferir dentro de un Proceso de Coaching. Sin embargo, en caso de que el Coach no pueda canalizarlo deberá anunciar la suspensión de los procesos que estén a su cargo y direccionarlos hacia otro profesional.

Declaración de Compromisos y/o Obligaciones con el Coachee durante el Proceso de Coaching

  • El Coach establecerá un tono comunicacional ameno y cercano con el cliente, como también creará una relación fundamentada en la escucha activa, comprensiva y, en cualquier circunstancia, condicionada hacia el respeto sin la emisión de juicios de valor o principios y objetivos de cada Coachee. Concentrando sus conocimientos profesionales hacia el seguimiento y la orientación de los objetivos planteados en el Proceso de Coaching.

  • En casos de acercamiento físico con el Coachee, el Coach deberá notificarle previamente a su cliente la actividad y la intención que persigue con esta, recordando en todo momento que la creación de relaciones sólidas dentro del Proceso de Coaching con el cliente, se enfocan en la confianza y transparencia durante y después del protocolo.

  • El Coach no debe involucrarse sexualmente con sus pacientes.

  • Al inicio del Proceso de Coaching, el Coach deberá informar a su cliente el tiempo de duración del protocolo, así como las actividades planificadas. Por lo que el Coach no podrá acortar o alarga el procedimiento bajo motivaciones personales.

Declaración de Responsabilidades y/o obligaciones con el Coachee en relación al resguardo informativo

  • El Coach deberá informar al cliente sobre el marco de confidencialidad por el cual se encuentra establecido el Proceso de Coaching, relacionados con datos personales o información que suministre durante el protocolo, dando cumplimiento a las leyes de Protección de Datos vigentes en el área donde se realice dicha actividad.

  • El Coach se responsabilizará por dar el debido tratamiento a materiales audiovisuales, informáticos y/o comunicacionales, velando siempre por la confidencialidad del Coachee. Sin embargo, el Coach podrá transmitir información o datos personales hacia un tercero según los siguientes casos:

  1. Previo acuerdo directamente con el Coachee a través de un escrito que lo demuestre o certifique la intencionalidad.

  2. Si algún ente gubernamental como Ministerios, Tribunales y otras instituciones expresen la solicitud de dicha información.

  3. En situaciones donde pueda estar en riesgo la vida de una persona.

  • Si el Proceso de Coaching exige la intervención de terceras personas, en primer lugar el Coachee deberá estar en conocimiento de esta actividad y el nuevo participante debe estar informado del marco de confidencialidad descrito dentro de este Código de Ética o las leyes de Protección de Datos.

  • Para que el Coach pueda comentar públicamente sobre algunos de los casos de los Coachees tratados, deberá proveerse del consentimiento, por escrito, donde el cliente expresa libremente la autorización para que el Coach efectúe declaraciones a través de ponencias, folletos informativos, publicaciones en Blog o agregados al currículo del Coach.

Aspectos legales del Código de Ética de la Asociación Internacional de Coaches y Terapeutas (AICT)

Teniendo en cuenta las leyes, normativas, reglamentos y demás instrumentos regulatorios del país donde se realicen las actividades profesionales de Coaching, éstas prevalecerán por encima de este CE en cualquier circunstancia o situaciones contempladas o no en este material. Sin embargo, a continuación señalamos las más importantes a tener en cuenta:

Aceptación de aspectos legales del Coach en actividades ilegales, resguardo informativo y tratamientos médicos externos:

  • En caso de que el Coach perciba o evidencie que el Proceso de Coaching, que se encuentra liderando, tiene como propósito actividades ilícitas, delictivas o fuera del alcance ético tendrá que renunciar o suspender inmediatamente dicho protocolo. Igualmente, el Coach no se involucrará en hechos o actos que promuevan la discriminación, el acoso o humillación de cualquier individuo o cliente.

  • En todo momento del ejercicio de profesión del Coach, deberá respetar los derechos de intelectualidad o patentes que contenga cualquier material informativo que haya sido de herramienta o apoyo durante su gestión.

  • Cuando el Coach se encuentre ejecutando actividades laborales no podrá encontrarse bajo tratamientos médicos, psicológicos y/o medicaciones que contengan estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes o sustancias análogas.

  • Si el Coach confirma que el Coachee se encuentra bajo tratamiento psicológico o psiquiátrico, el profesional tendrá la libertad de No Liderar el Proceso de Coaching o consultar con el especialista que lleva el caso. Sin embargo, si durante el proceso el Coach percibe que es necesaria la intervención de alguno de estos especialistas, podrá sugerirle al cliente integrar ambos procesos bajo el seguimiento y supervisión de su Coach.

Aceptación de aspectos legales entorno a la relación laboral entre Coach y Coachee:

  • Promoviendo, desde el inicio, una relación sólida entre Coach-Coachee basada en la transparencia y brindándole confianza, será necesaria la elaboración de un documento o contrato (donde el Coach es responsable de informar a su cliente y de que comprenda correctamente los detalles) que contemple:

  1. Las condiciones del servicio, los honoraros profesionales (qué incluye y qué no), procedimientos de pago, como también las penalizaciones en caso de incumplimiento de alguna de las partes del contrato.

  2. Los objetivos, responsabilidades y compromisos de cada una de las partes involucradas.

  3. Señalar si las sesiones son de carácter presencial (mencionar la localización y horarios específicos) o a distancia.

  • En caso de la revocación del contrato por parte del Coachee, el Coach deberá atender su derecho y finalizar el Proceso de Coaching. Sin embargo, en caso de que el Coach observe que el protocolo no ha surgido efecto, durante el tiempo que se ha realizado las actividades de Coaching, este tendrá la posibilidad de anular dicha contratación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR