post.flores

Flores de Bach, ¿placebo o terapia?

 

Entre los años 1926 y 1934, el médico investigador y homeópata, Edward Bach, realizó experimentos de apreciación sobre diferentes flores silvestres provenientes de la zona de Gales, en Gran Bretaña, en base a su observación desarrolló 38 preparados, realizados con cierto contenido de brandy de calidad, cuya función es conservar la esencia floral.

Su uso está dirigido especialmente al tratamiento de los diversos causales emocionales que determinan la aparición de afecciones de diferente índole. Podemos interpretar emocionalmente nuestras enfermedades, encontrando allí la raíz de todos nuestros padecimientos físicos. Habrás notado que luego de una discusión o situación estresante, tu cuerpo comienza a dar señales de desequilibrio, tal vez un estado gripal, una contractura, un repentino dolor de cabeza, etc., si la razón de la tensión no se resuelve, pueden desencadenarse afecciones crónicas de tipo psíquico y físico.

La terapia floral está dirigida al área emocional, con el objetivo de “desmenuzar”, modificar y mejorar nuestras emociones. Cuando la emoción se equilibra, el cuerpo se armoniza y la mente se calma. La terapia floral es también conocida como Terapia de las Emociones. Utilizando primero una técnica solar, Bach desarrolló los primeros “Doce Curadores”, luego los “Siete Ayudantes” y luego, a través de la técnica del hervor, los 19 remedios que completaron la colección.

Un aspecto muy interesante es que para acceder a tu flor, tu propia mezcla, debes describir tus emociones; con este objetivo algunos terapeutas realizan un exhaustivo test, con preguntas específicas que les permitirán dilucidar el estado en que se encuentra tu mundo emocional, con sus complejidades, altos y bajos, sus crisis y mecanismos.

La vida emocional de una persona responde a los diferentes paradigmas y estereotipos a los que ha adherido durante toda la vida. Todos los seres vivos funcionan con paradigmas conscientes o inconscientes, que definen su carácter emocional (por eso se puede tratar incluso, el miedo, la ira o las conductas compulsivas de las mascotas).

Entre los desequilibrios más comunes podemos encontrar: el miedo, la angustia, la ansiedad, la desorientación, la timidez, la duda, la impaciencia, la inconstancia, la baja autoestima, el egocentrismo, etc.

La controversia

La medicina tradicional, pone a prueba su eficacia, y juzga su utilidad en base a experimentos científicos aplicados regularmente a todas las medicaciones. En base a estas pruebas, utilizando placebos, medicamentos tradicionales y Flores de Bach, varias pruebas indicaron que responden de la misma manera que un placebo, por lo que se desestima que tengan un verdadero efecto terapéutico, aduciendo además que carecen de principios activos fitoterapéuticos. La mayor discrepancia surge en cuanto a la “calidad vibratoria” que describe Bach, la cual es negada absolutamente por los médicos cientificistas, ya que los diferentes aparatos y mecanismos de prueba no demuestran vestigios de tal vibración en el preparado. Consideran que se trata de un simple pensamiento mágico sin asidero a la realidad.

¿Una vacuna emocional?

El tratamiento, en principio, induce a un crudo encuentro con los sentimientos más ocultos, llegando a sentir agravados los síntomas; por ejemplo, con pacientes que sufren de agorafobia y trastorno de ansiedad (ataques de pánico), durante los primeros días, suelen describir una mayor intensidad en los episodios, sin embargo, con el pasar de los días, el problema comienza a disminuir hasta llegar incluso a desaparecer por completo.

Tal como una vacuna nos expone a los mismos virus, toxinas o alergénicos que deseamos combatir, podría arriesgarme a decir que la terapia floral hace las veces de “vacuna emocional”, desarrollando en nosotros una fortaleza y un equilibrio que se incorporan a esta nueva forma de pensamiento emocional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR